jueves, 8 de agosto de 2013

¿A que vienes al parque?

Escenario: Llegas a un grupo Scout, y ves que según tu percepción, están haciendo las cosas mal, y haces todo lo posible por que se hagan de la manera correcta.

Bien, ahora, a descuartizar:

Llegas a un grupo scout de manera VOLUNTARIA, o sea, no te obligan, no te pagan, no te amarran a estar en el Escultismo. Estás ahí porque quieres dar lo mejor de ti y sobre todo, porque encuentras DIVERTIDO lo que se hace en los Scouts.

Tu percepción de las cosas puede ser muy subjetivo, ya que lo dicta la experiencia, personalidad y conocimiento. Pero antes que todo eso, lo que determina si las cosas están bien o mal, es un documento llamado “Reglamento Scout”, que la ASMAC hizo para poder llevar la fiesta en paz, aplicable para CUALQUIER grupo Scout en México.

Tu pasión y entrega para que el grupo scout en el que te encuentras debe de estar apegado a lo mencionado en el punto anterior, y totalmente desapegado de tus intereses personales cuando estos se contradicen con los Objetivos del movimiento Scout. 



Todo esto, es por el creciente fenómeno que ocurre en el Movimiento Scout, de personas que llegan a un Grupo Scout a hacer lo que quieren. Ojo, no confundir con la libertad de acciones y expresiones que tenemos como seres humanos, si no, ha hacer cosas que NADA tienen que ver con el Escultismo...utilizándolo como bandera.

Ejemplos, sobran: el adulto que quiere formar secciones alternas para que esté su hijo menor de la edad establecida (a.k.a. castores); el muchacho que llega de manera continua y nunca conoció un short o pantalón azul, “creando” la moda de mezclilla y botas rosadas, siendo esta ya, una “tradición” de su equipo/patrulla; el Scouter que no permite a los muchachos tocar el pasto, mojarse en la lluvia o cargar su mochila en una caminata, por riesgo a lesiones de por vida en su crecimiento.... y así, un largo etcétera.



¿Por que llega una persona a un club de pintado de cerámica y quiere poner a las señoras a rapelear? Suena ilógico, pero exactamente es lo que hacen estas personas que llegan al Escultismo y deciden NO hacer escultismo. ¿Para qué están aquí?

Cuando participo dando temas en un curso de Inducción al Escultismo para Adultos, siempre les recalco, “Aquí se viene a hacer esto.... si no les cuadra, embona o parece, adelante... hagan su propia asociación, su club de campismo o su pelotón de kaibiles”.


Obvio, que estas personas, difícilmente se irán del escultismo, porque creen firmemente que la asociación está mal hecha y ellos llegaron para corregirla y salvarnos a todos.

chale


No hay comentarios:

Publicar un comentario