jueves, 1 de agosto de 2013

Como arruinar un Grupo Scout

Llevar un Grupo Scout no es tarea fácil, por eso se divide el trabajo entre varias personas y la toma de decisiones es democrática. Bueno, en teoría, porque al parecer, mucha gente le pone MUCHO empeño, en hacer que el grupo Scout en el que militan, se vaya al caño, con todo y mascota.
Al referirme “irse al caño” no me refiero a que desaparezca en su totalidad, sino en hacer que el grupo en cuestión, deje de ser un grupo que practica el escultismo, para convertirse en alguna abominación deforme que hace de todo, menos el Método Scout. Obvio, esto tampoco es tarea fácil, así que por eso, si tu, adulto que estas en los scouts, quieres volver tu grupo scout en kaibiles, vendedores o campistas fantoche, estas recomendaciones pueden ser muy útiles para ti (los resultados pueden variar dependiendo la región y la idiosincrasia de los miembros del grupo):


  1. Ve a tu comité y consejo de grupo como subordinados, como empleados asalariados a los que haya que mirar por encima del hombro y si puedes, humillalos y darles órdenes (al cabo, ellos nunca sabrán bien como hacer su chamba... eso lo sabes tu, poseedor de la verdad absoluta).


  1. No te formes. Los cursos de formación son para lelos y tetos. Tu sabrás ocupar tu sapiencia infinita para hacer y deshacer las 4 secciones y cómo deben actuar los adultos. Cualquiera que insinue que tu debes ir a un curso donde algún pelele pretenda querer enseñarte algo, se ganará el repudio total y no tomará decisiones en el próximo consejo de grupo.


  1. Las actividades físicas forjan el carácter del muchacho, así que entre más jueguen troncobola, silbatito, espaldas planas, salva por tu vida, o cualquier juego donde el muchacho tenga que quedar sin piel y llenarse de moretones, es lo más útil que puedes otorgarle para su crecimiento. Los clanes no están exentos de esta regla y pueden realizar estas actividades sin ningún inconveniente.


  1. Tu deporte oficial será la grilla. Irás a los consejos de provincia para grillar. Grillarás en tu grupo contra todo mundo. Harás reuniones a escondidas para complotar contra personas que piensan distinto a ti (y que obviamente, son una amenaza). Usarás el manual como arma de ataque (aunque nunca lo hayas leído) para remover gente de su cargo. Eso sí, queda estrictamente prohibido hablar de frente con alguien y decirle sus errores.


  1. El tiempo es el único aval que debes tener y es suficiente para darte la razón en todo, por ende, entre más años acumules en el escultismo, más poderosos y siempre siempre, tu palabra estará por encima de los nuevos esquemas, reglamentos y estatutos...¿Quienes se creen los altos mandos de Provincia y Nacional, para decirme lo que debo hacer, si tengo XX años en el movimiento?


  1. El cambio es malo, y cualquiera que trate de adaptar las nuevas corrientes a tu grupo, será señalado como alborotador, socialista, comunista y será despojado de su honor, cargos y lo pondrán en el cepo, para ser humillado en la plaza pública.


  1. En tu comité deberá estar compuesto por personas con las siguientes características:
    1. Adultos con delirio de Rambo o militar frustrado, con ganas de entrenar troperos en tácticas militares.
    2. Gente con graves problemas económicos que serán perfectos Tesoreros de Grupo.
    3. Personas que nunca pudieron tener bajo su mando a nadie y aquí pueden ser “Jefes” o “Consejeros”.
    4. Padres de Familia con amplia visión de negocios en guarderías y estancias infantiles.
    5. Viejos scouts con sus uniformes, condecoraciones e insignias de su época.


  1. Los muchachos son solo meros invitados y vienen al parque a dar vueltas en la fuente y brincar por los arbustos. El objetivo primordial de tu grupo es QUE TE RECONOZCAN por tus grandes méritos y logros.


Sé que esta lista puede ser interminable, así que los invito a seguirle agregando renglones a este pequeño manual, con chance algún día, lo imprima y lo reparta por los distintos grupos de mi querida provincia.

Adiú

No hay comentarios:

Publicar un comentario